RX 580 vs GeForce GTX 1060

RX 580 vs GeForce GTX 1060: compara las tarjetas de vídeo de AMD y Nvidia

Radeon RX 580 y GeForce GTX 1060 son dos tarjetas de video intermedias de AMD y Nvidia con precios que van desde US$ 400. Ambas prometen alta calidad gráfica en juegos más recientes en la resolución Full HD y en el Quad HD (1440p), ofreciendo además soporte a juegos y experiencias de realidad virtual. Aunque muy parecidas en especificaciones, los benchmarks apuntan una ligera ventaja a la placa de AMD.

 

Entre las diferencias, pueden ser determinantes el menor consumo de GeForce, o el precio más bajo de Radeon. Compare los dos modelos a continuación y sepa cuál de ellos es la mejor opción para usted.

Especificaciones

Como las dos son de diferentes marcas, la comparación de números no necesariamente va a apuntar cuál es la mejor. Las tecnologías utilizadas en cada una indican diferentes medidas de rendimiento. De todos modos, es bueno conocer las especificaciones para una compra mejor informada.

La Geforce GTX 1060 se encuentra en unidades con 3 o 6 GB de memoria RAM, y cada una de estas versiones tiene también diferencias con los datos técnicos del procesador gráfico (GPU), que es el componente más importante de una tarjeta de vídeo. El modelo con menos RAM trae procesador equipado con 1.152 núcleos CUDA, llegando a velocidades de 1.506 MHz en el reloj estándar y 1.708 MHz en turbo. El componente con 6 GB de memoria cuenta con 1.280 núcleos CUDA, lo que lleva a una mayor capacidad de procesamiento.


La Radeon RX 580 de AMD, a su vez, suma 2.304 núcleos stream, agrupados en 36 unidades computacionales, alcanzando velocidades de 1.257 MHz en reloj estándar, o 1.340 MHz en el turbo. En términos de RAM, la tarjeta tiene versiones con 8 y 4 GB de GDDR5, pero sin diferencias en otras especificaciones.

 

Una característica que se puede comparar entre las dos es la implementación de memoria, con ventaja de Radeon. La placa de AMD tiene RAM que opera a la misma velocidad de 8 Gb/s de la GTX 1060, pero la banda que comunica toda esa memoria al procesador gráfico de la tarjeta es más ancha. Con 256 bits contra 192 de Geforce, la RX 580 garantiza una vía que alcanza hasta 256 GB/s entre GPU y memoria RAM. Esto significa que el intercambio de datos es más rápido, llegando a los 192 GB/s, algo importante a la hora de rodar juegos en resoluciones más altas, por ejemplo.

Rendimiento

En general, la Radeon RX 580 es una tarjeta más rápida que la Geforce GTX 1060, independiente de la versión.

La placa de AMD se beneficia del clock más rápido y de la interfaz de memoria más amplia para alcanzar un rendimiento superior, aunque la diferencia no siempre es muy grande entre las dos. El sitio Eurogamer ha producido una serie de pruebas comparativas entre las dos placas y se identificaron algunos puntos importantes corriendo Battlefield 1, RX 580 fue un 10% más eficiente, con los ajustes de imagen en Full HD. Lo mismo ocurrió con los títulos de The Division y Rise of The Tomb Raider. La GeForce, a su vez, era mejor para los juegos Ghost Recon: Wildlands y Assassin’s Creed: Unity.

 

Sin embargo, como Radeon golpeó a su rival en siete de los nueve juegos probados en Full HD – y todos en 1440p – el rendimiento se puede considerar mejor en la RX 580. En todos los escenarios, la publicación utilizó la versión de 6 GB de Geforce y una unidad de 8 GB de Radeon.

Otra fuente interesante de comparación es el UserBenchmark. El sitio agrega benchmarks realizados por miles de usuarios alrededor del mundo. En este caso, las dos placas funcionan de forma similar, con ventajas puntuales en algunos casos.

Recursos

Nvidia y AMD ofrecen diferentes conjuntos de recursos a sus usuarios, y vale la pena estar atento a estas tecnologías para sacar el máximo provecho de la inversión. La GTX 1060, por ejemplo, es compatible con G-Sync, solución de Nvidia para sincronizar los marcos enviados al monitor, evitando problemas como la pantalla táctil (descompresión entre placa y monitor). Sin embargo, esta tecnología es más difícil de encontrar en monitores y suele aparecer en las líneas más caras. AMD, a su vez, utiliza una solución parecida, FreeSync, que es mucho más común en los monitores de video.

 

GeForce también tiene algunas ventajas, como Ansel para capturar fotos en juegos, la tecnología de streaming local, además de la grabación vía ShadowPlay; todos son exclusivos de Nvidia. En cuanto a interfaces, ambas traen HDMI 2.0, permitiendo video en 4K y soporte al HDR. También están los puertos DisplayPort 1.4, para monitores más especializados.

Consumo

De acuerdo con Nvidia, la Geforce GTX 1060 tiene una TDP de 120 Vatios, mientras que la Radeon RX 580 disipa más energía, con un TDP de 185 Watts. Es importante recordar que estas no son medidas directas de consumo eléctrico, sino de cantidades de energía que las placas disipan en forma de calor.

En general, un modelo con TDP mayor puede ser menos eficiente, ya que desperdicia una buena cantidad de energía. Por lo tanto, la placa de Nvidia debe calentar menos, exigiendo menor trabajo de los ventiladores y produciendo también menos calor

Precios y versiones

Con fichas técnicas intermedias, las dos tarjetas de vídeo son fáciles de encontrar en Latinoamérica, incluso con amplia gama de versiones disponibles. Una de las mejores opciones de costo-beneficio para quien se interesó más por la placa de AMD es MSI Armour. Con 8 GB, la versión tiene overclock de fábrica, prometiendo mejor desempeño, y cuesta US$ 360. Las versiones con 4 GB de RAM también se pueden encontrar, por valores a partir de US$ 300.

 

Geforce es, en general, más cara. Las opciones de 6 GB, como PNY, salen desde los US$ 410, pero las opciones más potentes de la placa, con overclocking de fábrica y tecnologías de enfriamiento más robustas, pueden llegar a US$ 470, como Galax y Gigabyte Windforce.

Para la opción de 3 GB los precios son más bajos, pero aún flotan en márgenes más altos con respecto a la Radeon RX 580 con menos memoria.